Arranca 2ª generación de Piso 16, laboratorio de iniciativas culturales de la UNAM

Lunes, 25 Febrero 2019 11:30

 

 

* La convocatoria para la tercera generación será publicada durante el segundo semestre del año
 
* 8 proyectos fueron elegidos este año, entre más de 135 postulaciones, para formar parte de la segunda generación de Piso 16
 
* El laboratorio está ubicado en el piso 16 de la Torre de la UNAM Tlatelolco. Es un espacio abierto, iluminado y con una gran vista a la CDMX
 
* Piso 16 cuenta con un área tecnológica para editar materiales de diseño, audio y video; con biblioteca especializada en gestión cultural, disciplinas artísticas y comunicación; con cocina, una sala de trabajo para talleres y un “caja negra” para hacer ensayos acústicos, de teatro o danza
 
“¿Qué tal si organizamos ‘peleas clandestinas’ de danza contemporánea en lugar de peleas de gallos?”. Con esa idea, Fernando Bravo y un grupo de amigos crearon las “salas de arte clandestino”, lo que forma parte de un proyecto más amplio para un museo-centro cultural itinerante. Su objetivo es sacar el arte de los foros convencionales y de élite para llevarlo a los espacios de la cotidianidad, más populares, como sótanos, azoteas y mercados.
 
Llevan dos años trabajando en el proyecto, pero ahora buscan crecerlo y profesionalizarlo para que ellos y los artistas reciban su paga. Pero, sobre todo, para llevarlo a más gente. ¿Cómo lo harán? Con Piso 16, el laboratorio de iniciativas culturales tipo co-working dirigido por Julieta Giménez Cacho, bajo la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.
 
El de Fernando es uno de los 8 proyectos que fueron elegidos este año, entre más de 135 postulaciones hechas, para formar parte de la segunda generación de Piso 16.
 
Durante 10 meses, los líderes e integrantes de estos proyectos recibirán una serie de mentorías, talleres y charlas como parte de un acompañamiento para desarrollar, planificar y hacer sustentables en tiempo, forma y fondos sus iniciativas. Las reuniones son una o 2 veces cada 15 días y el objetivo es detonar los proyectos artísticos para lograr un impacto social positivo.
 
El programa de formación -dirigido a jóvenes creadores de cualquier disciplina artística, a gestores culturales y comunicólogos- no sólo es único y original en la universidad sino en todo México, asegura la directora.
 
“Este es un espacio para compartir y aprender, pero no de la forma tradicional sino activa. Aquí no se enseña, se aprende. Aquí no se compite, se comparte. Aquí no se usa deber u obligatorio, sino necesario, pertinente y conveniente. Aquí no hay clases, hay sesión. Aquí no hay cursos, hay talleres. Aquí no hay alumnos, hay participantes (…) El trabajo colectivo y de aprendizaje común son nuestras premisas”, explicó Giménez Cacho.
 
El laboratorio está ubicado en el piso 16 de la Torre de la UNAM Tlatelolco. Es un espacio abierto, iluminado y con una gran vista a la CDMX; con un área tecnológica para editar materiales de diseño, audio y video; con biblioteca especializada en gestión cultural, disciplinas artísticas y comunicación; con cocina, una sala de trabajo para talleres y un “caja negra” para hacer ensayos acústicos, de teatro o danza.
 
Alma Camelia Flores, artista visual, también forma parte de esta segunda generación de Piso 16. Ella busca concretar un proyecto de gestión cultural llamado “Lolita”, el cual estará dirigido a artistas jóvenes y sin trayectoria.
 
“Pienso que Piso 16 me puede ayudar a profesionalizarme en la gestión. No he encontrado otras convocatorias que te propongan algo como esto y además te dé un espacio para trabajar. Es como mi casa donde puedo llegar a trabajar y estar en compañía de otros creadores”, destacó Camelia.
 
“En Piso 16 podemos terminar de desarrollar nuestro proyecto, que ya tienen avances pero también muchas áreas de oportunidad para organizarlo o reformarlo. Aquí queremos aprender y desaprender muchas cosas”, concluyó, por su parte, Fernando.
 
No dudes en darle seguimiento a Piso 16 y a sus proyectos egresados. La convocatoria para la tercera generación será publicada durante el segundo semestre del año.